Psicólogos ThuS está formado por un grupo de profesionales de la psicología, pero sobre todo, por un grupo de amigos que se conocen desde la época de la facultad. Beatriz Zuazo hace memoria de los comienzos, cuando empezó a interesarse por la psicoterapia humanista: “era el año 82 más o menos, y decidí que yo quería leer a Carl Rogers. Aquello era muy raro en aquel entonces”.

Ese enfoque humanista es en el que han coincidido todos, desde la base. Formados en la psicoterapia humanista, tenían claro que ese era el enfoque con el que querían trabajar. “yo hice también un máster en sistémica, y me di cuenta que las dos vertientes combinaban muy bien”, recuerda Beatriz.

El nombre de Psicólogos THuS surgió de una idea de Julián después de hacer un braing storming todo el equipo. THuS significa Terapia Humanista y Sistémica, en las que están formados todos los miembros del gabinete. Profesionales independientes que crearon un equipo de trabajo en el que desarrollarse, crecer y servir de ayuda. Cuando empezaron les llegaban pacientes recomendados por antiguos compañeros o profesores, pero ahora lo que mejor funciona es el boca a boca. La gente les recomienda a amigos y conocidos para que acudan a terapia con ellos. “La gente que llega a nosotros llega sabiendo que esto es un proceso largo, depende de la persona, que es el centro de la terapia. Hay pacientes que están trabajando una serie de cosas y que vienen con distintas frecuencias, cada persona es un mundo.

El primer momento en el que una persona decide que quiere o debe ir a terapia es el más complicado. Cuando la persona ve que necesita cambiar, sobre todo en una terapia de pareja, es complejo, es un momento de crisis. En terapia individual, el paciente viene más convencido de que quiere cambiar, lo tiene más claro. Sin embargo, en la terapia de pareja o de familia, es más frecuente que quieran volver a una situación anterior al conflicto, a una situación “que les servía”: ¿Cuál es la solución a estos problemas? Está claro. En la mayoría de los casos, lo más recomendables es acudir a un especialista.

Según Beatriz Zuazo, uno de los momentos más emotivos de la relación paciente-terapeuta es cuando una persona va evolucionando y se va viendo cómo cambia su relación con los demás, cómo progresa respecto al resto del mundo. Hay quien prefiere ir a terapia solo, o quien necesita estar acompañado: “Yo siempre digo que si quieren venir con alguien, que son bienvenidos”.

Los pacientes poco a poco van cogiendo las riendas de su propia vida y van viendo cómo aprender de los errores. “Nosotros trabajamos con los sentidos, no somos asépticos. Yo digo que soy compañera de personas por un trecho de vida. La relación es muy cercana, depende de cada uno. En cada terapia tienes que saber dónde colocarte, tienes roles muy diferentes en función de cada momento. Es como bailar, cada día es distinto y para mi, apasionante.”

“Me siento comprometida profundamente con las personas que acompaño, con la certeza de que cada ser humano tiene en su interior la clave para vivir mas plenamente consigo mismo y con los demás.”
Beatriz Zuazo Aramburu, Psicoterapeuta de pareja, familia, individual y grupo. Gabinete THuS, Madrid

¿En que podemos ayudarte?. Visita nuestra sección Contacto y solicita una consulta:

Cuenta con nosotros